Logo

Cae banda que estafó en Etruria

10 enero, 2019

La División Investigaciones de la policía de la Departamental San Martín, desbarató una banda integrada por diez personas, que se dedicaba a engañar por teléfono a jubilados de la región.

Teléfonos celulares, anotaciones de números telefónicos y cuentas bancarias fueron secuestrados en la cárcel de Río Cuarto, en el marco de la investigación de una banda que cometía estafas a jubilados desde el penal de esa ciudad, mientras que ayer se sumaron dos nuevas detenciones.

La banda fue desbaratada el pasado 28 de diciembre a partir de la denuncia realizada por dos jubilados de La Playosa y Etruria, quienes habían sido engañados bajo la modalidad de cuento del tío, con la promesa de recibir una importante suma de dinero, en el marco de la reparación histórica.

Tras la denuncia, el personal policial de la Unidad Departamental General San Martín, con asiento en Villa María, inició una investigación, ya que los damnificados realizaron una operación bancaria desde el cajero con la transferencia de más de 100 mil pesos.

Los investigadores lograron determinar que la banda era comandada desde la Unidad Penitenciaria Nº 6, aunque otras personas realizaban las tareas de logística desde el exterior. Es así que el pasado 28 de diciembre se allanaron varios domicilios en aquella ciudad, con la detención de cinco personas en Río Cuarto y otra en Río Tercero.

En la mañana de ayer, personal policial de Villa María se constituyó en la cárcel, en la que se allanó el sector donde se encuentran los cabecillas de la banda, dos hombres de 53 y 26 años, a quienes se les encontraron anotaciones con números telefónicos y cuentas bancarias, se informó. Además, se los notificó sobre la imputación del supuesto delito de estafas.

Paralelamente, los efectivos allanaron un domicilio ubicado en calle Islas Malvinas al 680, en el barrio Alberdi, en el que se detuvo a una mujer de 41 años y se le secuestraron dos celulares. El segundo allanamiento se llevó adelante en una vivienda en la esquina de Juárez Celman y Sobremonte, en la que se aprehendió a otra mujer de 20 años y se le incautaron tres teléfonos y documentación varia.

Con los procedimientos realizados en las últimas horas, son diez los integrantes de la banda que están imputados del delito de estafas. Todas las detenciones están vinculadas con hechos de estafa que ocurrieron el 3 y 4 de julio del año pasado, en Etruria y La Playosa, respectivamente. En esas localidades resultaron damnificados dos jubilados de 68 y 71 años.

Los implicados se hacían pasar por personal de la Anses, les decían a los abuelos que debían concurrir hasta un cajero para realizar una operación y recibir una abultada suma de dinero, en el marco de la reparación histórica. Cuando estaban frente al cajero recibían nuevamente la llamada telefónica y los guiaban para transferir el dinero que tenían depositado en sus cuentas. De esta manera, las víctimas hicieron las correspondientes transferencias a distintas cuentas que les informaban durante el engaño.

Los llamados salían de la cárcel, mientras que los otros involucrados hacían el trabajo de selección de las víctimas. Se estima que al margen de esta estafa que supera los 100 mil pesos, la banda en los últimos meses concretó un sinnúmero de ilícitos por una cifra millonaria. Habrían cometido las estafas en el ámbito de Córdoba y también en otras provincias.

Los primeros operativos se llevaron adelante el 28 de diciembre último, oportunidad en la cual se materializaron allanamientos también en Río Cuarto, y en los que se detuvieron a cuatro mujeres (dos de 74 años y otras dos de 33) y a un hombre de 35. A la vez, en aquella oportunidad, se hizo un allanamiento y se arrestó a otra mujer de 47 años en Río Tercero.

Durante los procedimientos se secuestraron además de celulares, computadoras y documentos, comprobantes de depósito y transferencias bancarias. Las medidas tomadas por la Policía se realizaron siguiendo directivas de la Fiscalía de Instrucción de Villa María.